¿Se puede demandar por dolor y sufrimiento luego de un accidente automovilístico?